Imprimir

La Osita

La Osita desapareció un día cualquiera del mes de enero de este año. Había criado a los dos últimos cachorros de su camada de seis. Era madre protectora y cariñosa.

La conocimos hace tres años. En ese tiempo la encontrábamos siempre echada junto al camino, costumbre que guardó siempre.



Su principal característica era la cojera de su mano derecha. Al parecer le quedó incrustado un lazo de alambre en el hueso y nunca pudimos acercarnos a ella para examinarla. Era un feo espectáculo el verla siempre tendida, sarnosa, flaca, sucia y siempre esquiva hasta que Patricia comenzó a tratarla.

Se recuperó, con el tiempo. Le floreció el pelaje, aumentó de peso y se hizo una hembra atractiva para sus compañeros de refugio. Fue entonces que quedó preñada. De esa relación anónima nacieron seis cachorros preciosos que con el tiempo fueron adoptados.

Pasaron seis meses y volvió a quedar preñada. Nuevamente tuvo seis cachorros, de los que conservó dos: un cholito y una cholita tan esquivos como su madre

Después, un día cualquiera de enero no la volvimos a ver. La buscamos.

De eso ha pasado un año. Siempre la recordamos . Sus dos ultimos hijos se quedaron a vivir en uno de los refugios y siempre, al igual que su madre, se muestran distantes y desconfiados.

No al Maltrato Animal

  

 

redes sociales

faceboook  

Contáctanos

Email:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

NO RECIBIMOS ROPA USADA. POR FAVOR, NO NOS ESCRIBA PARA OFRECERNOSLA.