Historias

Esta fotografía fue tomada en abril de 2012. Corresponde al traslado que hicimos del único grupo de casas que se mantuvo en pie después de la matanza de noviembre 2010.

Luis Alberto llegó a la cuesta hace dos años. Fue poco después de la matanza de noviembre que apareció en uno de los refugios. Llegó flaco y muy dañado por la sarna.

Canito es el cachorro que se puede observar en la foto. Lo abandonaron al finalizar febrero y se quedó a vivir en el refugio de las casas de abajo.

Leo y Jesús lo encontraron un domingo y se refirieron a él como arisco y gruñón. Después desapareció. No supimos de él hasta pasadas dos semanas. Se le veía bien erguido, pero con poco apetito y con su físico muy esmirriado.

Avanzó con cierta desconfianza por entre los matorrales. Una brisa suave de atardecer de noviembre le refrescó el cansancio. No podía volver sin haberlos encontrado. Escarbó entre las ramas; se detuvo a escuchar y allí estaban: lo miraron como si lo conocieran y siguieron mamando.

Cintya apareció abandonada al otro lado del camino junto a sus cuatro cachorros un día sábado de octubre. Con la ayuda de Leo la tomamos y la trasladamos a una casa apartada del resto para ambientarla.

Bronco quedó atrapado entre el camino y el refugio que construimos en invierno al pie de la cantera.

Más artículos...

Página 2 de 5

                                                

No al maltrato